viernes, 11 de marzo de 2011

Packaging

Cajas, cajitas, cajas... O packaging, como le llaman ahora. El regalo muchas veces es lo de menos. Mejor si nos gusta, claro está, pero existe un immenso placer en tirar del lazo y abrir la caja. Quién no desea quitarle el lazo a la caja de Tiffany's?



Y saber lo que se esconde dentro de las cajas de Chanel?



Hasta los perfumes vienen presentados de maneras más que coquetas y originales



Y es que la emoción que provoca un regalo puede ser máxima si va acompañado de un bonito envoltorio que no te cansarías de mirar.

Y vosotras, ¿guardáis las cajas o las tiráis?



2 comentarios: